Compartir en:

Por Luis Pérez Sabido

MERIDA, YUCATAN, 5 de agosto de 2020.- Con profunda pena participamos a la Comunidad Artística de México, que hoy 5 de agosto de 2020, a las 17.00 horas, falleció en Mérida, Yucatán, el legendario cantante tapatío TONY CAMARGO, a la edad de 94 años. Fue casado con la yucateca Guadalupe González, quien murió hace algunos años.

Antonio Camargo Carrasco nació en Guadalajara, Jalisco, el 1º de junio de 1926 en el seno de una familia de artistas de carpa. Tenía dos años cuando sus padres fijaron su residencia en la ciudad de México. En 1942, con 16 años de edad, se inició como cantante del conjunto de David Ferruca en el cabaret “La Conga”.

Posteriormente pasó a formar parte del conjunto de Chucho Rodríguez en el cabaret “Montparnasse”, con el cual cantó en programas de la las estaciones de radio XEW y XEQ e hizo giras por varias ciudades del país y actuó en salones de baile como “Los Angeles”, “Smirna Club”, “Floresta”, “Club Anáhuac”, “Chamberí”, “Pavillón”, “Swing Club”, “Salón Colonia” y otros más, alternando con las orquestas de Dámaso Pérez Prado, Arturo Núñez, Luis Arcaraz, Leopoldo Olivares, Mariano Mercerón, Ramón Bocos Rosado, ”El Chino” Flores y otras.

Alternó con Beny Moré en el “Follies Bergere”. Con él, cantó los boleros “Esta noche corazón” y “Sin razón, ni justicia”, de Chucho Rodríguez y la guaracha “Deja que suba la marea”, de Otilio Porta. En 1950 grabó en sello “Peerless” acompañado del conjunto de Memo Salamanca. En 1951, Pérez Prado lo invita a cantar con su orquesta en el teatro “Margo”.

En 1952 viajó a Caracas, Venezuela, para ser intérprete con la orquesta del venezolano Luis Alfonso Larráin y donde permanece casi dos años. A su retorno, trajo material musical que graba en el sello “RCA Victor” en 1953 y alcanza mucho éxito: “El año viejo”, de Crescencio Salcedo, “La engañadora”, “El hombre aparecido”, “El negrito del Batey”, “El partido por la mitad”, de Manuel Jiménez, etcétera.

En su larga carrera participó en radio, televisión, cine, teatro, salones de baile, giras nacionales e internacionales. En julio de 1968, hizo una gira de cinco semanas por el norte de nuestro país.

En 1986 vino a vivir tres años en Mérida y se integró como cantante a la Orquesta de la entonces Dirección de Protección y Vialidad (DPV), dirigida por Bartolomé Loría Canto (+). También cantó en el extinto restaurante “La Prosperidad” acompañado del grupo “Armónico 5”. Entre su repertorio destacaron canciones de Wello Rivas, Luis Demetrio, “Coqui” Navarro y otros compositores yucatecos.

En 1989 regresó a la Ciudad de México y tras breve estancia, volvió a la capital yucateca para incorporarse a la Orquesta del Ayuntamiento de Mérida por invitación de su director Carlos Uicab. Desde entonces, participó como cantante en las serenatas yucatecas del parque de Santa Lucía y en diversos eventos organizados por el municipio.

 En julio de 2010, la Comuna meridana le otorgó un reconocimiento por su trayectoria.

La Sociedad Artística “Ricardo Palmerín” se une al duelo que embarga al gremio artístico de la América Latina por esta sensible pérdida. Descanse en paz.

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *