Compartir en:

MERIDA, YUCATAN, 30 de septiembre de 2021.- “Que nuestras diferencias no nos conviertan en enemigos y nuestras coincidencias no nos hagan incondicionales” Interesante encuadre del diputado estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Eduardo Sobrino Sierra con respecto al trabajo legislativo ayer al término de la rueda de prensa que ofreció para presentar su agenda Legislativa, se antoja dicha frase como una invitación sutil a este poder a mantener su autonomía con relación a los otros dos poderes.

En el sencillo acto, en el que estuvo franqueado por el presidente local del Sol Azteca, Luis Manzanero Villanueva y el ex legislador estatal del mismo instituto político, Mario  Alejandro Cuevas, a Sobrino Sierra se le vio moderado alejado de las típicas posturas de la izquierda radical pero al mismo tiempo firme y propositivo.

 Luego de presentar los catorces puntos de su agenda legislativa, el XIII que se refiere a la participación ciudadana ocupó parte del dialogo con los medios, quienes inmediatamente se centraron en el polémico proyecto del estadio sustentable que contempla construirse sobre terrenos de origen público.

Entonces fue cuando el parlamentario puntualizó que así como se han sometido a consulta popular otros temas, tanto a nivel local como nacional, también este asunto debería preguntarse a los ciudadanos antes que realizarlo apresuradamente, habrían de tomarse en consideración diversos aspectos y de la mano del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Yucatán (IEPAC) someterlo a votación.

Cabe destacar que los vecinos de la zona aledaña a Cordemex han realizado diversas actividades para manifestar su inconformidad por la edificación de esta obra que ya es polémica y cuyos dimes y diretes crecen en las redes sociales como reflejo de las dudas, inconformidades y diversos puntos de vista al respecto lo que da idea de que el proyecto no es bien aceptado.

Sobrino Sierra señaló la conveniencia de reubicar el proyecto en las afueras de Mérida tal y como se hizo con el cambio  de  sede de la terminal del Tren Maya que se pretendía construir en los terrenos de La Plancha, en Mérida, lo cual se opusieron los vecinos de ese sector de la urbe, por lo que finalmente se decidió construir en tierras de la hacienda Teya, municipio de Kanasín.

Por tanto, la propuesta del legislador se presenta como una oportunidad para debatir seriamente sí es sustentable o no el proyecto del nuevo estadio deportivo, además de fortalecer la democracia con una consulta popular que le abona a la gobernanza en una entidad cada vez más compleja por un lado y por el otro con los mismos problemas de siempre, como por ejemplo, el de la pobreza y la marginación de las comunidades Mayas.

Sobrino Sierra es su primer acto mediático como parlamentario  de la  LXIII Legislatura del H. Congreso del Estado de Yucatán sentó las bases para contribuir a mejorar la calidad de vida de todos los yucatecos con prácticas que apoyen el crecimiento económico de la entidad reordenando el gasto público, sin adquirir más créditos y con transparencia.

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *