Compartir en:

KINCHIL, YUCATAN, 8 de julio de 2021.- El primer reporte de una muerte fue al filo de las dos de la mañana en un humilde predio del centro de esta cabecera municipal. Paramédicos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) arribaron de inmediato al domicilio de la sexagenaria M.C.U.M., pero ya nada pudieron hacer pues la abuelita perdió la vida a causa de un paro respiratorio.

A los deudos no les quedó de otra que contratar los servicios de un médico particular para la expedición del certificado de defunción por causas patológicas. Las autoridades instaron a los deudos a usar los protocolos sanitarios para la velación y sepultura en el cementerio del municipio.

El otro deceso fue del señor JUAN DE LA CRUZ P.P., de 73 años de edad, quien viajó al más allá, tras perecer en su morada de la calle 23 entre 22 y 24.

El ahora difunto, conocido como “Juan Tsimín” era bebedor consuetudinario, perteneciente al escuadrón de la muerte, por lo que se presume que una mortal cirrosis le cobró factura esta tarde, al ser hallado sin vida por uno de sus parientes.

De igual forma, sus hijos se encargaron de solicitar el acta del deceso para darle el último adiós.

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *