Compartir en:

MERIDA, YUCATAN, 12 de noviembre de 2021.- “Lo más importante del tema del proyecto de un hospital en Ticul son dos cosas: que se va a construir, y que no le costará al Gobierno del Estado; lo demás, incluyendo la denuncia de una ex gobernadora, se quedará para el anecdotario político de nuestro Estado”, afirmó hoy Rolando Zapata Bello, ex gobernador yucateco.

“Más allá de cualquier consideración, lo que hay que decir, es que era una responsabilidad legal para mi gobierno tomar esa decisión (de rescindir el contrato a la empresa) y a fin de cuentas lo más importante es que se construya”, remarcó.

Entrevistado en la Casa del Pueblo, donde acudió al homenaje póstumo en memoria del ex gobernador de Yucatán, Federico Granja Ricalde, Zapata Bello declaró que con respecto al tema del hospital de Ticul hay dos cosas importantes: «Primero que el hospital se va a construir, que el gobierno federal y el estatal con sus buenos oficios lograron que el hospital se construya para beneficio de toda la zona sur del Estado”.

“Lo otro no menos importante es, que no le va a costar al Estado, no le va a representar un costo, cuando el contrato original que en su momento fue rescindido por mi gobierno, le implicaría al Estado, como todos bien saben, el contraer una deuda de 5 mil 500 millones de pesos a pagar en 25 años”, añadió.

El ex mandatario estatal consideró que esos dos aspectos son los más importantes. «Todo lo demás que ha habido en torno a este tema, incluyendo por supuesto la denuncia de la diputada Ivonne Ortega (en contra de él), creo que simplemente quedará para el anecdotario político de Yucatán”.

Zapata Bello aclaró que él rescindió el contrato de acuerdo con el mismo clausulado. Las condiciones contemplaban que sí llegada una fecha la empresa no había concluido la construcción del hospital, se podía rescindir el contrato, y eso sucedió. Además se le dio una prórroga de 300 días para que lo termine y cuando se venció el tiempo solo había construido menos del 40%. Se aplicaron sus cláusulas y se rescindió el contrato en términos legales.

“Más allá de cualquier consideración, lo que hay que decir, es que era una responsabilidad legal para mi gobierno tomar esa decisión. A fin de cuentas lo más importante es que se construya”, puntualizó.

En cuanto a la denuncia en su contra, reiteró que le parece es intranscendente y frívola por carecer de sustancia, de elementos. «Entonces simplemente pasará y se quedará en el anecdotario político de Yucatán».

El ex gobernador aseguró que, por supuesto tiene no solo la conciencia tranquila, sino una enorme satisfacción. «Porque a fin de cuentas se va a construir el hospital, no le va a representar una carga financiera al Estado, y parte de esa posibilidad o de ese resultado actual, fue la decisión jurídica que mi gobierno tomó”.

Zapata Bello insistió en que, construyeron el espacio jurídico para que se tomara la mejor decisión. Al fin de cuentas, “creo que el tiempo hace que cada ciudadano dimensione las decisiones que se tomaron. Creo que la mejor fue rescindir el contrato pero más allá de una valoración esta la ley y de acuerdo con el clausulado lo legal era rescindir”.

exp-player-logo

Leer más

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *