Compartir en:

MERIDA, YUCATAN, 2 de agosto de 2020.- “Sí no se avanza en las medidas tomadas para la reapertura de los restaurantes, en pocos días ya no habrá nada qué reactivar, ya que el oxígeno se ha terminado para varios de estos negocios, cierres definitivos como el restaurante “Pancho’s” con 48 años de operaciones o “Eladio’s”, de Itzimná con 30 año”s.

El presidente de la delegación local de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (CANIRAC), Roberto G. Cantón Barros, expresó, lo anterior con visible preocupación  y añadió que  son 2 ejemplos de los miles de cierres que se han sumado a una larga lista de restaurantes que dadas las condiciones y restricciones implementadas, hoy en día se ha vuelto insostenible e inoperable trabajar bajo este esquema.

 “No podemos servir cenas porque hay que cerrar a las 8:30 de la noche para concluir en tiempo y forma las acciones de limpieza en nuestros establecimientos y que nuestro personal logre tomar el transporte público y llegar a sus casas antes de las 10:30. Tampoco nos permiten vender alcohol por la Ley Seca que se decretó hace algunos días y de la misma forma se nos ha negado abrir nuestras áreas de comensales los fines de semana”, subrayó.

“¿Qué restaurante puede operar así?, se preguntó él mismo. Es como ir a una guerra sin fusil, y los arrendadores nos exigen el pago de las rentas con el argumento de que ya están reactivados, la luz sigue generando un gasto que hay que cubrir y no hay plata. En algunos casos a duras penas se logra cubrir la nómina y los insumos, esta situación no puede seguir así”, apuntó.

El dirigente empresarial fue bastante claro al mencionar que de no hacer un cambio en la ruta de reactivación y mejorar las condiciones,  la industria morirá por completo en pocos días y ya no quedará nada que rescatar.

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *