Compartir en:

Buenos días, a triunfar se ha dicho, con Covid o sin Covid  hay que seguir trabajando porque el agua, la luz, el Internet, el predial, el emplacado, la basura, la comida, la escuela y los impuestos al Servicio de Administración Tributaria (SAT) y a la Agencia de Administración Fiscal de Yucatán ( AAFY) no son gratis, no los regalan.

Hay muchos súper héroes y súper heroínas que en ningún momento han dejado de trabajar, que tampoco han dejado de salir a ganarse el sustento y así chambeando han pasado invictos ante la pandemia, mi reconocimiento para estos ciudadanos que con su fuerza de trabajo han sostenido a nuestra nación.

Sin embargo, ya empezaron los gritos y sombrerazos ante el imparable pero no inesperado avance de la cuarta ola del COVID-19, porque bien que sabían que es lo que iba a pasar y no hicieron nada por detener su avance y permitieron inusitadas actividades sociales y comerciales durante la temporada navideña.

El 28 de diciembre del año pasado, el Subsecretario de Salud Federal, Hugo López – Gatell Ramírez, lo dijo claro: es más contagioso, pero menos mortal. La información está en “La Mañanera” correspondiente a la fecha mencionada, fueron diez minutos de exposición precisa. De ahí es fácil deducir que el problema ante un crecimiento desorbitante de la pandemia lo difícil sería abastecer con suficientes medicamentos y proveer de camas a los hospitales.

Así que el riesgo de que un paciente podría enfrentar es por el lamentable desabasto de insumos e infraestructura, lo cual actualmente es bastante frecuente en los hospitales públicos por lo que la atención médica no es 100% gratuita, esto contraviene el espíritu de nuestra Constitución Política Mexicana y lo ya dispuesto en el Diario Oficial de la Federación (DOF): 29/12/2021.

En nuestro país y en Yucatán, la economía no ha registrado ni grandes cambios ni diferencias sustanciales que nos permitan tener la esperanza de un desarrollo igualitario, justo y por supuesto saludable. Porque a nuestros gobernantes les falta ingenio para impulsar ante la nueva realidad proyectos económicos nuevos y no los mismos de siempre.

Yucatán es un Estado de servicios y turismo, pero ellos solo piensan en esta última actividad, sus horizontes no van más allá de lo que le conviene a la elite de este sector productivo, al que pertenece el Señor Gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, olvidando otros sectores que pueden inyectar a Yucatán nuevas fuerzas en materia económica y significar una importante inversión para la entidad y además impactar positivamente la salud de los yucatecos.

Tenemos que combatir el mal con el mal, ja…ja…ja…ja. ¿Cómo? jugando con las mismas reglas del capitalismo, como los chinos hay que inundar la plaza de nuevos negocios y ofertas vinculadas a la salud, que haya mucha oferta para que se abaraten los costos de los servicios de salud, porque sí hay algo caro en Yucatán es la atención médica en los hospitales privados, ni los ricos lo pueden pagar, hay los ves yendo a los hospitales públicos, donde te tratan como te ven porque el racismo y el clasismo es un mal casi endémico en Yucatán.

Hay tanto que decir al respecto pero solo voy a puntualizar dos cosas: hay que invertir más en educación y salud.  En contraposición, invertir menos en los mismos negocios de siempre, con los mismos esquemas de siempre y para los mismos empresarios de siempre con una perspectiva muy tradicionalista y un enfoque neoliberal.

Dejar de pensar en, “vamos a invertir más para el sector empresarial de elite para que multipliquen el dinero y le toque algo a los de abajo”. Eso es explotación porque aquí en Yucatán todos saben que los sueldos, son bajísimos y las ganancias igual, cada vez son menos para ciertos sectores porque están sobre girados, porque la economía mundial, nacional y local está bastante quebrada, entonces para que seguir con lo mismo.

La economía está dando tumbos en parte por una mala planeación recaudatoria y porque también hay gente planteando proyectos falaces como si fueran verdaderamente buenos, lo cual es gravísimo ya que todo parece indicar que el 2022 no va a ser menos difícil que el 2021. Debido a los retos que la pandemia nos está imponiendo, espero que lo piensen mejor porque de otra forma cuando esto termine, si es que termina, la devastación habrá alcanzado hasta a las altas esferas sociales.

Dominga Adriana Vargas León.

Directora de RadiomayabTv

Mérida, Yucatán, México, 8 de enero de 2022

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *