Compartir en:

TEKAX, YUCATAN, 3 de abril de 2021.- Hace 134 años en esta urbe sureña, nació un compositor que dejó huella en la música mexicana al crear el bambuco yucateco. Se trata de Ricardo Palmerín Pavía, el responsable de modificar el género colombiano y de ser un estandarte de la trova local.

Este 3 de abril se celebra el nacimiento de quien fue uno de los representantes de la música yucateca más importantes de todos los tiempos.

Su nombre no sólo aparece en el parque de los trovadores yucatecos en Santa Lucía, Palmerín se lleva el crédito por musicalizar “Para cuando muera”, la canción con la que se despidió “El Caifán” Oscar Chávez.

El tekaxeño es reconocido como el creador del bambuco yucateco luego de que conoció el género gracias a una compañía cubana de espectáculos que llegó a Mérida.

Palmerín integró a sus composiciones el bambuco y con él creó más de 200 piezas, que llevaban la letra de poetas de la época.

Y no sólo eso, al yucateco también se le reconocen composiciones de boleros, romanza y danza, éste último, la canción que mayor fama le dio con “Peregrina”, el tema que le encargó el entonces gobernador Felipe Carrillo Puerto para su enamorada, la periodista estadounidense Alma Reed.

Yucatán vio nacer a un compositor que a lado de su guitarra tuvo un alcance que traspasó las fronteras del estado y fue reconocido en todo el país.

También en el Museo de la Canción Yucateca le rindió honores al bautizar a una de sus salas con su nombre.

Entre sus piezas más destacadas se encuentran “El rosal enfermo”, “Albura de magnolias”, “Que entierren mi cuerpo” y “Yo no quiero que llores”.

Edición: Emilio Gómez  / Texto: Astrid Sánchez  / La Jornada Maya.

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *