Compartir en:

MERIDA, YUCATAN, 1 de septiembre de 2020.- El hallazgo de dos cuerpos femeninos sin vida en distintos sitios, uno en esta urbe y el otro en la vecina ciudad de Kanasín, causó alarma entre los vecinos de las difuntas y la movilización de elementos de las corporaciones policíacas, aunque las primeras pesquisas señalan que una se ahorcó y la otra murió por causas naturales.

Los informes a la mano indican que en el primer caso, un joven de 17 años solicitó el apoyo de una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública (SPP) que rondaba cerca de una tienda de abarrotes; ubicada en la calle 61 entre 46 y 46A del fraccionamiento “Reparto Granjas”, en Kanasín.

El chavo dijo a los uniformados que encontró a su novia colgada de la puerta del baño de la casa de ella, por lo que al llegar al predio los agentes solicitaron la ayuda de los paramédicos, quienes al valorar a LLANY L.C.Q. confirmaron que había zarpado al más allá.

Mientras tanto, el lugar fue asegurado y posteriormente, empleados del Ministerio Público y del Servicio Médico Forense de la Fiscalía General del Estado (FGE) se encargaron del cadáver y realizar las diligencias legales correspondientes.

El segundo caso se registró en una vivienda ubicada en la calle 19 entre 60 y 62 del fraccionamiento “Jardines de Mérida”. El cuerpo de la ahora difunta ya estaba podrido y apestaba, pues tenía varios días de haber expirado debido a causas patológicas, pero de todos modos, la FGE tomó conocimiento para descartar algún tipo de crimen. (Gabriel Chan / David Chan).

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *