Compartir en:

MERIDA, YUCATAN, 6   de diciembre de 2021.- Dos hermanos juntaron una plata y con un poco más que tomaron de sus respectivos aguinaldos, compraron una camioneta de medio uso marca Ford modelo Ranger de doble cabina que vieron a buen precio en el tianguis dominical donde venden vehículos seminuevos, pues era un anhelo de ambos tener una unidad así.

La operación la hicieron ayer en la mañana y liquidaron la camioneta al chas chas en efectivo, el vendedor les entregó los papeles  y las llaves y más que contentos y satisfechos se fueron a su casa ubicada en la colonia “San Juan Grande”, en esta ciudad y la presumieron ante sus parientes y vecinos.

Ya en la noche y aún visiblemente emocionados, decidieron cenar con los demás miembros de la familia para festejar el fausto suceso y cuando comían, un vecino les avisó que la camioneta estacionada en la puerta del predio, se estaba  quemando y al salir se percataron que las llamas envolvían el vehículo.

Enseguida llamaron al 911 para pedir auxilio, poco después llegaron los bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) los cuales enseguida sofocaron las llamas, pero no pudieron evitar que el siniestro acabara con la flamante camioneta que fue considerada pérdida total y lo más triste del caso es que no estaba asegurada. (Foto: Novedades Yucatán).

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *