Compartir en:

 MERIDA, YUCATAN, 23 de octubre de 2021.- El pequeño JESUS VALLE CHULIN, de 3 años de edad y vecino de esta ciudad, fue ingresado el pasado lunes  en el hospital “O’Horán”, de esta ciudad con severas quemaduras en casi todo el cuerpo al caerle encima una olla con caldo hirviendo.

Los informes a la mano indican que el chavito estaba en su casa y al pasar cerca de la estufa donde se cocían alimentos  en un descuido movió dicho artefacto y el contenido del recipiente lo bañó por lo que resintió serias lesiones en el pecho, espalda, nalgas, antebrazo, mano y pierna izquierdas.

Al ver lo que ocurrió, su mama llamó al 911 para pedir auxilio y poco después llegaron paramédicos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) quienes de inmediato lo trasladaron al citado nosocomio donde quedó internado, pero ayer, los médicos determinaron que no contaban con equipos ni elementos aptos para salvarlo.

En tal sentido, los padres del chiquillo recurrieron al Patronato del Patrimonio de la Beneficencia Pública del Estado de Yucatán para que su hijo sea llevado al hospital “Shriners Children’s Texas” en la ciudad de Galveston, donde se brida atención especializada a infantes que sufren quemaduras.

Para tal efecto se contó con la valiosa ayuda de la Fundación Michou y Mau, IAP, que hizo las gestiones pertinentes ante los directivos de aquella clínica estadounidense, la cual envió un mini jet privado habilitado como ambulancia aérea y hoy en la madrugada se remitió al pequeño Jesús a la urbe texana sin costo para sus papás.

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *