Compartir en:

#EvangelioDelDía

Marcos 6: 33-44

Al desembarcar, Jesús vió toda aquella gente, y sintió compasión de ellos, pues estaban como ovejas sin pastor. Y se puso a enseñarles largamente. Se había hecho tarde. Los discípulos se le acercaron y le dijeron: «Estamos en un lugar despoblado y ya se ha hecho tarde; despide a la gente para que vayan a las aldeas y a los pueblos más cercanos y se compren algo de comer».

 Jesús les contestó: «Dénles ustedes de comer». Ellos dijeron: «Quieres que vayamos nosotros a comprar doscientos denarios, para dárselo?». Jesús les dijo: «¿Cuántos panes tienen ustedes? .Vayan a ver». Volvieron y le dijeron: «Hay cinco y además hay dos pescados».

 Entonces les dijo que hicieran sentar a la gente en grupos sobre el pasto verde. Se acomodaron en grupos de cien y de cincuenta. Tomó Jesús los cinco panes y los dos pescados, levantó los ojos al cielo, pronunció la bendición, partió los panes y los iba dando a los discípulos para que se los sirvieran a la gente.

Asimismo repartió los dos pescados entre todos. Comieron todos hasta saciarse; incluso se llenaron doce canastos con los pedazos de pan, sin contar lo que sobró de los pescados. Los que habían comido eran unos cinco mil hombres.

Esta es palabra de Dios.

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *