Compartir en:

Arquidiócesis de Yucatán

#EvangelioDelDía

Marcos 2, 18-22.

En aquel tiempo, los discípulos de Juan y los fariseos estaban de ayuno. Vinieron unos y le preguntaron a Jesús: «Los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos ayunan. ¿Por qué los tuyos no?».

 Jesús les contestó: «¿Es que pueden ayunar los amigos del novio, mientras el novio está con ellos?.

Mientras tienen al novio con ellos, no pueden ayunar. Llegará un día en que se lleven al novio; aquel día sí que ayunarán. Nadie remienda un vestido viejo con un pedazo de género nuevo, porque la tela nueva encoge, tira de la tela vieja y se hace más grande la rotura.

Nadie echa vino nuevo en odres viejos; porque revienta los odres, y se pierden el vino y los odres. A vino nuevo, odres nuevos!».

Palabra del Señor.

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *