Compartir en:

MERIDA, YUCATAN, 11 de diciembre de 2020.- A pesar de que la Arquidiócesis de Yucatán pidió a los fieles católicos que se abstengan de realizar peregrinaciones para visitar a la Santísima Virgen de Guadalupe en su santuario del barrio de San Cristóbal, en el Centro de esta ciudad, para evitar posibles contagios del mortal coronavirus. La  recomendación no fue acatada por cientos de creyentes.

Muchos devoto de la Virgen del Tepeyac desafiaron a la muerte y decidieron arriesgarse para cumplir con sus mandas y ofrecimientos a la venerada imagen, por lo cual hicieron sus marchas o corrieron portando antorchas como suelen hacer año tras año para refrendare su fe y cariñohacia ella.

Sin embargo, se quedaron con las ganas de ver a la Reyna de México y Emperatriz de las Américas en vísperas del 489 aniversario de sus apariciones ante el indígena Jun Diego, hoy elevado a los altares en calidad de santo, pues el recinto religioso fue cerrado para evitar aglomeraciones y además había un impresionante cerco policíaco que impedía que la gente se acerque al inmueble.

Las actividades de hoy  para honrar a la Guadalupana se realizaron a puerta cerrada y transmitidas a través de Facebook y lo mismo se hará mañana, incluso la misa solemne que oficiará el Arzobispo Metropolitano de Yucatán, Monseñor Gustavo Rodríguez Vega.

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *