Compartir en:

MERIDA, YUCATAN, 10 de febrero de 2022.- “El texto del tercer informe del gobernador Mauricio Vila Dosal carece de indicadores que permitan medir cuál ha sido el resultado y el impacto de programas y acciones en el bienestar de las familias yucatecas”, expuso este día la diputada priista Karla Franco Blanco, al manifestar su postura en relación al análisis de la glosa de  dicho documento  y a los datos aportados por los funcionarios comparecientes.

Detalló que su participación a nombre del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI)  se centró en los temas de “Desarrollo Humano” desde la perspectiva de Igualdad de Género, Oportunidades y No Discriminación; Yucatán Verde y Sustentable, la Innovación, conocimiento y tecnología, así como la calidad de vida y bienestar social.

Sin embargo, resaltó que al realizar el análisis el elemento encontrado en forma reiterada fue la falta de información clara y precisa que permita distinguir, objetivamente, avances en el esfuerzo de lograr una mejor calidad de vida para las mujeres, niñas y niños.

Por ejemplo –observó–, encontramos que se nos informa, que ocupamos el segundo lugar con la menor incidencia de feminicidios, al registrar una tasa tres veces inferior a la nacional, sin  embargo, sobre los delitos en contra de la vida de las mujeres, los propios funcionarios que comparecieron, concluyeron que lo que se ha hecho, no es suficiente y que se debe de seguir trabajando para consolidar una mayor protección de la mujer, desde el manejo de los casos y en la capacitación de los funcionarios que tienen injerencia en la definición de políticas públicas de las mujeres, así como aquellos del ámbito de procuración de justicia.

“En esa tesitura, desde las preguntas que formuló la fracción del PRI, se hizo evidente, con información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, particularmente sobre los delitos del fuero común en las entidades federativas, que Yucatán reporta un incremento en los delitos de acoso sexual y violación simple, elemento que no encontró respuesta de los funcionarios comparecientes, por lo que es evidente que existe una problemática seria que necesita ser atendida”, acotó.

La legisladora del tricolor hizo notar que en el tema de la violencia en contra de las mujeres, de las preguntas que se les formularon a los comparecientes, tampoco fue posible conocer cuál es la verdadera situación de ellas en las comunidades Mayas del Estado o sí los programas contra la violencia han llegado a las mismas. “Es decir, no se sabe, cómo están, qué programas llegan a esas regiones y qué avance hemos tenido frente a los años anteriores. Creemos firmemente que no debemos descuidar a nuestras mujeres de las comunidades indígenas”, puntualizó.

En el tema de medio ambiente, dijo que tampoco fue posible concluir sobre los resultados de acciones enlistadas más allá de las campañas de reciclaje que se consignan en sus páginas, por carecer de indicadores de resultados que permitan arribar a una conclusión objetiva en la materia.

“En cuanto a la salud y, particularmente a la mental, creemos que se le debe de dar una mayor atención a este tema, ya que, de los datos del informe, se puede establecer que solo en 12 municipios se han llevado a cabo consultas médicas y psicológicas a hombres y mujeres para la prevención y atención de la depresión y la ansiedad”, agregó.

Subrayó que lo anterior resulta contrastante, ya que de las estadísticas de mortalidad del año 2020 del INEGI, se desprende que Yucatán es una de las tres entidades que presentan mayor tasa de fallecimientos por lesiones auto-infligidas (suicidio) por cada 100 mil habitantes”, apuntó.

Con respecto al “Protocolo de Actuación en Caso de Probable Riesgo, Maltrato o Delito Sexual en Contra de Niñas, Niños o Adolescentes, para su aplicación en las escuelas de educación básica del estado de Yucatán”, dijo que no se tienen datos precisos que permitan conocer la efectividad en la detección de la violencia en contra menores de edad, puesto que no se señala, sí existe algún registro de denuncias que se hayan presentado con motivo de casos detectados, lo cual hace presumible que este protocolo representa una política enunciativa, mas no ofrece elementos que permitan medir su efectividad y evaluar sus resultados.

De igual manera señaló falta de información en materia de deserción escolar por efectos de la pandemia y si bien, en el informe se aprecian algunas políticas orientadas a combatir el rezago escolar, no existe alguna referencia o acción que se relacione con el combate a la deserción, lo que significa que este grave problema no ha sido debidamente atendido por parte de la administración pública.

“La democracia se construye con nuestra participación activa, podemos tener ideologías diferentes, pero estoy segura que compartimos valores, como el deseo de construir un Yucatán con más y mejores oportunidades para todos”, concluyó.

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *