Compartir en:

MERIDA, YUCATAN, 18 de noviembre de 2020.- La nueva ley contra el cáncer de mama, que ayer se aprobó en la sesión plenaria del Congreso, establece estudios gratuitos para las mujeres, diagnóstico, tratamiento, seguimiento, atención psicológica, rehabilitación y prótesis, sí lo requiere.

Sobre todo atención médica oportuna, porque en la actualidad el 70% de las detecciones tiene un avance o está en fase de metástasis que lo convierte en difícil de curar, detalló el doctor Manuel Díaz Suárez, diputado del Partido Acción Nacional (PAN), en la tribuna del Poder Legislativo del Estado.

Por su parte Silvia López Escoffié, legisladora del Movimiento Ciudadano (MC), afirmó que la detección oportuna del cáncer mamario es clave para salvar vidas y por ello el Congreso dota de un marco legal que dé certeza y trate de manera integral a las mujeres que sospechen que tienen esta enfermedad o quieran prevenirlo.

Esta iniciativa, recordó, la presentó el 27 de noviembre de 2019 porque Yucatán ocupaba el primer lugar en cáncer de mama en el país. La única modificación importante es que se retiró el capítulo del presupuesto para la atención del cáncer por las dificultades financieras del Ejecutivo Estatal.

El punto de asuntos generales fue el más prolongado, por la amplia exposición de los diputados inscritos y la polémica de los temas. Por ejemplo, Víctor Merari Sánchez Roca centró su posicionamiento contra el presidente Andrés Manuel López Obrador por distorsionar los hechos en sus mensajes y por lo que calificó de desastroso el manejo de la pandemia y la economía y el presupuesto nacional, lo que exhibe sus prioridades y apetitos personales por encima del interés nacional.

“Resulta irrisorio, ridículo y preocupante que no haya una sola letra dedicada en el Presupuesto de Egresos para 2021 para la compra del antiviral más preciado en el mundo”, recalcó.

“El presupuesto para compra de vacunas es el mismo del año en curso, dos mil millones de pesos. No contempla la inversión supletoria que debería hacerse el año próximo para proteger a la población frente al coronavirus. Debió hacer una previsión de alrededor de 36 mil millones de pesos”, apuntó.

Al respecto Miguel Candila Noh, de Morena, le respondió al panista, negando las acusaciones.

Lo que sorprendió a los diputados fue la acusación que realizó la morenista Leticia Euán Miss, contra sus compañeros diputados y la directiva de su partido en Yucatán, en especial contra el presidente Mario Mex Albornoz y el secretario, Eleonai Contreras.

A su decir, se negaron a dar información sobre el dinero que recibe la fracción parlamentaria, las personas contratadas por el partido que cobran su sueldo del presupuesto del Congreso y porque cometen contra ella violencia política y de género desde que asumió el cargo.

La legisladora pidió por oficio a la mesa directiva un reporte del dinero que recibió su fracción parlamentaria en 2018, 2019 y de enero a octubre de 2020 y sí ha comprobado sus gastos.

Rápidamente respondieron los diputados de Morena Fátima Perera Salazar, Miguel Candila Noh y Luis Hermenegildo Loeza, quienes negaron las acusaciones porque —dijeron— son respetuosos de sus votos y posicionamientos.

Candila Noh precisó que él en lo particular no recibe dinero extra como coordinador de la fracción de Morena y representante del partido. Si el Congreso da dinero extra a los coordinadores de bancada, sería grave. “A mí no me dan nada”, remató.

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *