Compartir en:

TIZIMIN, YUCATAN, 6 de diciembre de 2020.- En un operativo conjunto, agentes de la Policía Municipal de Tizimín (PMT) y de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) clausuraron una cantina clandestina que funcionaba en el interior de una casa y en la cual se expendía cerveza a raudales, además de que habían meseras que fichaban con los clientes.

Los informes a la mano indican que lo anterior ocurrió anoche al filo de las 21.00 horas gracias a la denuncia de los vecinos de la calle 35 entre 60 y 62,de esta urbe oriental, quienes a través del 911 manifestaron que en una casa situada en ese sector citadino se vendían chales a granel y adentro estaban varios sujetos quienes bebían como cosacos.

Los quejosos dijeron que ya tiene rato que dicha taberna ilegal ofrece sus servicios a propios y extraños, pero que además de soportar el escándalo que generan los parroquianos, tienen que sufrir las escenas de algunos beodos quienes al salir uixan en la calle o de las falenas que laboran como meseras, las cuales suelen salen ebrias y realizan actos inmorales en la vía pública.

En total fueron atorados 15 individuos y 4 doñas, amén de que se incautaron 20 cartones con botellas del líquido ambarino de diversas marcas y presentaciones, los cuales junto con los detenidos fueron remitidos a la agencia local del  Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado (FGE)

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *