Compartir en:

MERIDA, YUCATAN, 1 de noviembre de 2020.- Por temor a contagiarse con el mortal coronavirus, mucha gente no asistió hoy a los panteones de esta ciudad para visitar a sus fieles difuntos, por lo cual, la afluencia a estos lugares fue bastante baja en comparación on años anteriores.

Un recorrido que hizo uno de nuestros reporteros a través de las necrópolis ubicadas en la urbe meridana, puso de manifiesto que los deudos de los finados optaron por quedarse en casa y desde allí realizaron oficios religiosos y ofrendas para pedir por el eterno descanso de las almas.

Es importante señalar que a causa de la pandemia del coronavirus, el Gobierno del Estado ordenó a los 106 Ayuntamientos yucatecos que no se abran los cementerios los días 31 de octubre, 1 y 2 de noviembre para que no se registren aglomeraciones que puedan derivar en posibles brotes de aquella enfermedad.

Sin embargo, la Comuna meridana hizo caso omiso de la petición del Ejecutivo Estatal y permitió el acceso a los camposantos con la aplicación de normas sanitarias bastante estrictas como ponerse gel antibacterial en las manos, no dejar ingresar a niños y ancianos y tampoco permitir el acceso de vehículos automotores.

Para tal efecto, se instalaron filtros en la entrada de los panteones en lo cuales, empleados municipales llevaban el control de la gente que decidió acudir para rendir tributo a sus parientes y amigos que yacen allí, lo cual se hizo sin contratiempos y en completo orden, por lo que al final de la jornada el  reporte fue sin novedad. (Fotos: Juan Manuel Contreras).

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *