Compartir en:

MERIDA, YUCATAN, 28 de febrero de 2022.- Su nombre real era Míriam Echeverría y Boldo, más conocida como “La 500”, se ignoran su edad  y la causa de su deceso, pero ya estaba añosa y enferma, siempre se le relacionó con la casa estilo chino ubicada en la calle 19 por avenida “Líbano”, en la colonia “México”, en el norte de esta ciudad.

Los informes a la mano indican que la mierte de la señora ocurrió en las primeras horas de hoy, según reportes publicados en las redes sociales en los cuales se menciona que dicha dama, en realidad era muy culta, alta, tez blanca, trato afable, le gustaban los niños y tenía mucha inclinación con el arte oriental.

Vivía en aquel predio que ella mandó a construir, aunque también se decía que se la obsequió un acaudalado empresario viudo con el que contrajo nupcias en sus años mozos, del cual se divorció al poco tiempo y aquel mandó a edificar el predio y se lo regaló como muestra del amor que sentía hacia ella.

Pero las malas lenguas meridanas pregonaban que en su juventud en los años 50’s del siglo XX, Doña Míriam hacía el papel de scort, es decir dama de compañía y que solía brindar sus favores amorosos a meridanos acaudalados los cuales le pagaban 500 pesos por sus servicios  cantidad  que en aquella lejana época era bastante dinero y no cualquiera  tenía esa suma en su bolsa.

Sin embargo, la realidad es otra, pues la señora era parte de una familia pudiente, se dedicó a fomentar la cultura y las artes e incursionó en el ámbito empresarial, ella fundó en 1960 el bar “El Guacamayo” en la calle 60 Norte, cerca del estadio “General Salvador Alvarado Rubio” y  el cual fue primer sitio turístico meridano que obtuvo  reconocimiento internacional por la calidad de los platillos que ofrecía a sus clientes a base de comida yucateca.

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *