Compartir en:

MERIDA, YUCATAN, 29 de noviembre de 2020.- Integrantes de la asociación civil Red Animal de Yucatán reiteraron el llamado al Ayuntamiento de Mérida para que a la brevedad posible se construya un mega refugio o bien, un santuario para perros y gatos en la capital yucateca, toda vez que la perrera municipal es un lugar frío donde ese tipo de especies sufren y en muchas ocasiones son sacrificadas.

La petición la hicieron los directivos de la agrupación y decenas de meridanos quienes hoy en la mañana marcharon en forma pacífica del parque de Santiago a la Plaza Grande, de esta ciudad, con carteles y lona que tenían textos alusivos en los cuales condenaban el mal trato que reciben los animales por parte de mucha gente.

Marisol Castellanos Barrera, integrante de la agrupación, indicó que hasta el momento la Comuna no se ha preocupado por fomentar un mega refugio para perros y gatos donde activistas puedan llevar a esas especies que rescatan en la calle para que a su vez pueden ser adoptados en nuevos hogares y ser cuidados con dignidad.

“Solicitamos un mega refugio, para llevar todos los animales que rescatemos, donde los esterilicen, los atiendan a bajo costo, porque las personas que nos dedicamos a rescatarlos no tenemos la economía para llevarlos a un veterinario”, indicó.

Comentó que si bien, existen lugares como la perrera municipal, éstos se han convertido en espacios fríos trabajados por personas que tienen trato muy duro con los animales, por lo que consideró que es necesario renovar y modernizar los espacios donde son confinados los perros y gatos que son capturados en la vía pública.

“Si van a dejar la perrera que veo que es lo que el gobierno no quiere quitar, que la maneje una persona que sea afecta a los animales, que le gusten los animales, porque tú vas y la gente es muy rústica, muy dura, es una cárcel prácticamente”, expuso.

Finalmente, indicó que es necesario revisar las políticas de adopción hacia los animales que son rescatados, toda vez que no existe la cultura y el cuidado entre la ciudadanía pues en muchos de los casos los perros y gatos que son dados a ciudadanos para su resguardo terminan amarrados y maltratados por los ciudadanos a los que le son confiados.

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *