Compartir en:

MERIDA, YUCATAN, 28 de julio de 2021.- El gobernador  Mauricio Vila Dosal aún no le da fecha al Frente por los Derechos de las Mujeres en Yucatán para tratar los problemas estructurales que requieren la implementación gubernamental de un plan y una agenda con perspectiva de género para el combate de la violencia en contra de las mujeres en nuestra entidad.

Denunciaron en rueda de prensa virtual, las integrantes de dicha agrupación, Gina Villagómez Valdez, Adelaida Salas Salazar, Ligia Vera Gamboa, Bertha Elena Munguía Gil, Rocío Quintal López, Maritere Munguía Gil, Nancy Walker Olvera y Milagros Herrero Buchanan, quienes son activistas y académicas en la entidad.

“El problema es que estamos ante un fenómeno brutal, monstruoso de violencia contra las mujeres que no se ha atendido como es debido y está establecido en la ley”, afirmó Gina Villagómez Valdez, la vocera del grupo durante la conferencia en la que se presentó el comunicado derivado del reciente  feminicidio ocurrido el pasado 23 de julio del año rn curso.

En el pronunciamiento se señalaron que existe la ausencia de un plan de gobierno y agenda para la erradicación de la violencia contra las mujeres en el estado de Yucatán, en donde la principal preocupación se encuentra en el interior del Estado porque de los 106 municipios, solo unos 16 tienen consejos municipales para la prevención de la violencia.

Acusaron que el Sistema Estatal para la Prevención, Sanción y Erradicación de la violencia contra la Mujeres ha sido inoperante no solo en esta administración sino también en las anteriores porque los titulares de las diversas dependencias gubernamentales no conocen la perspectiva de género, no se han presentado a las juntas del Consejo Estatal de Prevención de la violencia, mostrando desinterés, en su lugar mandan a funcionarias de segundo o tercer nivel.

Por sí fuera poco, también señalaron que los otros poderes, tanto el judicial como el legislativo no están cumpliendo en forma cabal con su trabajo porque el primero no está haciendo efectiva la aplicación de las leyes pues, entre otras cosas, existe un gran rezago en el desahogo de las carpetas o expedientes judiciales y por el otro, el legislativo no ha generado los marcos jurídicos suficientes para que las leyes existentes se puedan hacer efectivas.

De tal forma, como se puede conjeturar a partir de la exposición de las activistas, el Estado de Yucatán está fallando porque sus principales estructuras gubernamentales, no están llevando a cabo un combate real contra la violencia a las mujeres, pues no les garantiza nada y las está dejando en la indefensión.

Cabe señalar que las feministas recalcaron que no se trata solamente de un feminicidio o de la demanda en contra del reciente nombramiento de la titular de la Secretaria de las Mujeres, porque no se cumplen con los requisitos que marca la ley, sino de un problema de violencia social e institucional que hay que resolver transversalizando todas las estructuras de gobierno.

Las activistas exigieron justicia para las mujeres, afirmaron que lo que más quieren es que las mujeres tengan confianza en sus autoridades, en su presidente municipal, en los juzgados, en el gobernador, que sean atendidas, que sean resueltos sus problemas y que los delincuentes sepan que las mujeres están bien acompañadas.

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *