Compartir en:

MERIDA, YUCATAN, 12 de diciembre de 2020.- El Secretario General y Jurídico del Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (INFONAVIT), Rogerio Castro Vázquez, afirmó hoy  que la meta en este sexenio es apoyar a los acreditados trabajadores que tengan problemas para pagar sus casas.

En plática ante directivos y empleados de la fábrica de condimentos “La Anita”, ubicada en la Ciudad Industrial de este capital, el alto funcionario federal reveló que en la presente administración  la meta es reestructurar más de 800 mil financiamientos que ya están en cartera vencida, los cuales por alguna razón se dejado de abonar o llevan años pagando y los saldos se han triplicado.

“Quiero darles una primicia, además de las reformas que ya se aprobaron a la Ley del INFONAVIT, estamos trabajando en la reducción de los intereses que pagan los derechohabientes por una hipoteca para  su vivienda, pues el presidente Andrés Manuel López Obrador quiere que las familias mexicanas aseguren su patrimonio inmobiliario.

En este sentido, Castro Vázquez  mencionó, los beneficios se verán más adelante, porque todavía se labora en informar con transparencia a los trabajadores, que son quienes se benefician con todas las medidas de apoyo que ha aplicado el Gobierno Federal además de las nuevas reformas hechas a la ley Orgánica del INFONAVIT.

También detalló las ventajas de dichas modificaciones al citado ordenamiento  que se aprobaron esta semana en la Cámara de Diputados, ya que ahora esa dependencia estará realmente  al servicio de los trabajadores de todo el país que gozan de esta prestación con el apoyo de sus patrones.

“Aunque a algunos no les gusta que diga esto, el INFONAVIT no es un banco, es una institución de seguridad social, cuyo único objetivo es garantizar la vivienda a los trabajadores, por lo menos que se logre el sueño de tener un patrimonio, esa es su función desde su creación en 1972”, afirmó.

También recordó que en Yucatán comenzó la lucha de los trabajadores por tener sus derechos, ya que el primer código laboral fue hecho en nuestro Estado, cuando Héctor Victoria Aguilar redactó el Artículo 123 de la Constitución de 1917, que trae la esencia de los derechos laborales, como el salario mínimo, la jornada de ocho horas y el derecho a la vivienda.

“Pero por muchos años fue letra muerta ese artículo de la Carta Magna, pese a que algunos empresarios ayudaron a sus trabajadores rentando vivienda cerca de las fábricas o hubo otros casos en donde se donaron casas, pero no había un mecanismo para adquirir en propiedad esos predios”, afirmó Castro Vázquez.

Pese a la creación del INFONAVIT, dijo el funcionario de la 4T, durante muchos años se “le clavó el diente al trabajador”, tanto que sus créditos se volvieron impagables y sí, por perder el trabajo, dejaban de pagar, se les quitaba la casa.

“Pero ya vamos en 250 mil trabajadores a los que ya se les reestructuraron sus créditos, que debían 150% más de lo que prestaron, a esos trabajadores se les condonó más del 50% de sus saldos y ahora sí saben cuándo van a dejar de pagar”, recalcó.

Al acto acudieron varios accionistas de Grupo “La Anita”, entre ellos Jorge Charruf Cáceres, quien dio la bienvenida y el director general de la empresa, Francisco Ávila Heredia, además de unos 50 trabajadores que hicieron varias preguntas a los funcionarios, entre los que estuvo el delegado regional en Yucatán del INFONAVIT, Ángel Alonzo Xacur. (Esteban Cruz Obando).

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *