Compartir en:

MERIDA, YUCATAN, 7 de mayo de 2022.-  Con una placa que se empotró en la fachada de un predio ubicado en la calle 59 entre 52 y 54, centro, de esta ciudad, el colectivo femenil “Ya no somos invisibles” conmemoró el 152 aniversario de la aparición de la revista “La Siempreviva” que editaban mujeres encabezadas por la ameritada maestra Rita Cetina Gutiérrez.

Para tal efecto, hoy se llevó a cabo un sencillo acto en la puerta de dicha casa situada en el barrio de “La Mejorada”, con la asistencia de las directivas de la agrupación femenil, entre ellas Giovana Jaspersen, Liliana Hernández y Silvia Káter. También estuvo el director del museo “Palacio Cantón”, Bernardo Sarvide.

La lápida también contiene los nombres de otras paisanas como Gertrudis Tenorio Zavala y Cristina Farfán Manzanilla, quienes en 1870 emprendieron la tarea de publicar “La Siempreviva” cuya aparición era quincenal con temas sobre poesía, ensayos sobre la condición de las mujeres o artículos sobre la educación de las niñas.

Esta inscripción en piedra es la segunda, pues el 8 de marzo pasado se colocó una en la fachada del teatro “José Peón Contreras” para recordar el 105 aniversario  del Primer Congreso Feminista que se realizó en dicho recinto y cuya principal impulsora fue la mentora Cetina Gutiérrez.

La bienvenida estuvo a cargo de Giovana, quien destacó que ahora quienes visiten la ciudad podrán conocer un poco más sobre la historia de la educación y el periodismo literario desde la mirada, el sentir y pensar de las mujeres.

“Gracias por comprender que esto ya no se trata ahora de nosotras o el hoy, sino de las futuras infancias a las que les podemos contar cómo fue y cómo en colaboración también logramos cambiarlo”.

Agregó que la historia del país ha sido escrita mayoritariamente desde una visión masculina. “Vemos y aprendemos la historia de los hombres, escrita por lo varones y donde solo ellos tienen representación. Un ejemplo son los monumentos para honrar su labor. Apenas hace algunos años se empezaron a colocar indicadores que constatan las iniciativas, resistencias y luchas de múltiples mujeres que también han hecho historia”, apuntó.

En otra parte de su mensaje, señaló que ganar espacios es recuperar las voces, luchas e identidades que por siglos fueron ocultadas o silenciadas por miedo a que se despierte la curiosidad, intereses o peor aún, la indignación.

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *