Compartir en:

MERIDA, YUCATAN, 19 de diciembre de 2021.- Un joven de 24 años de edad, al estilo de los sacerdotes budistas Bonzos, se prendió fuego luego de que riñó con su novia, pues por motivos que se desconocen, ésta lo cortó y rechazó reanudar la relación sentimental entre ambos, no obstante la insistencia del sujeto.

Los informes a la mano indican que el inusual suceso ocurrió enfrente de la casa de la damita, ubicada en el fraccionamiento “Bosques del Poniente”, en esta ciudad, el individuo se resistía a aceptar la decisión de la muchacha, por lo que emigró, pero al rato retornó con un envase que contenía gasolina.

Ante la mirada incrédula de la mujer el sujeto, que se llama ANGEL “N”, se roció el cuerpo con el combustible y usó un encendedor para prenderse fuego, en unos instantes quedó convertido en tea humana y la joven llamó al 911 para pedir auxilio, de manera que poco después llegaron agentes y paramédicos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Tras apagar las llamas que envolvían al chico, en una ambulancia lo llevaron al hospital “O’Horán” donde los médicos dijeron que estaba bastante grave, pues sufrió quemaduras en el 90% de su anatomía  y estaba cabrón que viva.

Compartir en:

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *